¿Orgánico o Agroecológico?

¿De qué hablamos cuando decimos que un producto es “orgánico”? ¿Qué lo diferencia de un producto “agroecológico”? ¿Uno es mejor que otro?

En tiempos de auge para las corrientes “eco”, es habitual escuchar y leer cada vez más sobre estos términos.  Y es que, según los resultados del estudio de opinión realizado el año pasado entre UADE (Univ. Arg. de la Empresa) y la consultora Vital Voices, en Argentina, el consumo de productos orgánicos aumentó del 26% al 46% durante los últimos 5 años.

Es un indicador claro: existe un porcentaje importante de la población que se encamina hacia un cambio de hábitos, en busca de lo natural. Quienes tienen la posibilidad de elegir, empiezan a inclinarse por una alimentación más consciente, alejada de las opciones convencionales que ofrece la industria alimentaria, generalmente ricas en químicos tóxicos y adictivos.

Sin embargo, si bien el hecho de elegir productos orgánicos se reconoce popularmente como una alternativa “más sana” o saludable, aún no está claro qué implica exactamente el término, si es o no lo mismo que “agroecológico” y cómo reconocer estos productos a la hora de comprar.

Huerta orgánica

Cuando es Orgánico:

De acuerdo a la definición del Ministerio de Agroindustria de la Nación, la producción orgánica “brinda alimentos sanos y sin restos de agroquímicos ni organismos genéticamente modificados, dado que los excluye expresamente, tanto en su materia prima (campo) como en su procesamiento».

Es decir que un producto orgánico es más natural y saludable, a la vez que su proceso de producción garantiza la preservación del entorno natural, ya que se basa en criterios de sustentabilidad.

Pero, además, la producción orgánica está reglamentada. Estas normativas y programas de certificación determinan requisitos para certificar los cultivos, la cría de animales, las actividades forestales y la cosecha de productos silvestres.  Sólo aquellos productores que califican para dichas certificaciones obtienen luego su “sello “orgánico” e ingresan al circuito comercial. Es así como la producción orgánica demanda otros tiempos y, sobre todo, es más costosa. En el mercado, no sólo encontramos menor variedad, sino que suele haber una gran diferencia de precio entre productos orgánicos y sus competencias convencionales. 

No obstante, una vez superada la instancia de certificación, el producto orgánico ingresa al circuito comercial y allí se convierte en “uno más”. Es decir que, ya en la góndola, se rige por la misma lógica mercantilista que cualquier otro producto: maximización de ganancias y capitalización.

Para corroborar que un producto de góndola es orgánico el consumidor debe constatar que su envoltorio contenga la leyenda “Orgánico Argentina”, acompañada por el número de registro de alguna de las cuatro certificadoras aprobadas por el SENASA: Oia S.A.; Letis S.A., Food Service S.A. y Argentcert S.A.  Además, el producto puede estar rotulado como “Orgánico”, “Ecológico”, “Biológico», “Eco” o “Bio”.

Cuando es Agroecológico:

La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) define a la agroecología como una disciplina científica, un conjunto de prácticas y un movimiento social: “Como ciencia, estudia cómo los diferentes componentes del agroecosistema interactúan. Como un conjunto de prácticas, busca sistemas agrícolas sostenibles que optimizan y estabilizan la producción. Como movimiento social, persigue papeles multifuncionales para la agricultura, promueve la justicia social, nutre la identidad y la cultura, y refuerza la viabilidad económica de las zonas rurales”.

En otras palabras, la agro-ecología representa un planteo más amplio y propone una mirada integral sobre el ecosistema. Además de evitar agrotóxicos, manipulación genética y cuidar los recursos naturales a la hora de producir, toma en cuenta el contexto social y cultural de cada comunidad, el comercio justo entre productores y consumidores, la equidad laboral entre los miembros de cada asociación o cooperativa y el respeto por los derechos humanos.

En términos de quienes componen la organización agroecológica UTT (Unión de Trabajadores de la Tierra):  «Somos esclavos de un modelo de agrotóxicos y por eso vamos aumentando cada día las hectáreas en producción agroecológica, sana para la tierra, para quien produce, para quien consume, y libre de trabajo explotado y de las multinacionales.»

En conclusión, si bien ambas corrientes comparten objetivos similares, conceptualmente son diferentes y, por el momento, enfrentan requisitos de producción y comercialización también distintos.  La producción agroecológica todavía no cuenta con normativa ni procesos de certificación oficiales, con lo cual la garantía respecto de la calidad de los productos se basa en una relación de confianza entre productores y consumidores.

¿ Cómo y dónde comprar?

Mientras que los productos orgánicos enfrentan el desafío de lidiar con costos más elevados; los agroecológicos batallan contra la falta de normativa que dificulta su entrada formal al circuito comercial. 

Sin embargo, y como consecuencia del aislamiento social de los últimos meses, se multiplicaron los medios y espacios para acceder a este mercado y fueron posicionándolo como una opción muy conveniente. La virtualidad ayuda: es cuestión de navegar apenas cinco minutos en internet para encontrar perfiles de redes sociales y sitios webs de todo tipo y por todas partes.  

Las que siguen son algunas opciones para comenzar a explorar y/o profundizar en estas nuevas propuestas:

Orgánicos:

  • El click : Se define como «un emprendimiento que entrega bolsones de frutas y verduras libres de agrotóxicos». También comercializa productos de almacén como huevos, miel, yerba y vino. consumidores@elclickbolsones.com / https://www.facebook.com/elclickbolsones/
  •  Como Siempre Orgánico: Emprendimiento de agricultura con más de 5 años de antigüedad, localizado en Capilla del Señor. Cuentan con certificación orgánica. Realizan envíos a domicilio, organizados por días, según zona de reparto.  Tienda
  • Estilo Orgánico: Con base en zona norte del Gran Buenos Aires (San Isidro), ofrece servicio de delivery de fruta, verdura orgánica y productos de almacén. Además, también diseñan y construyen de huertas ecológicas. / https://www.facebook.com/estilorganico/ – WhatsApp: 15-2839-8335

Agroecológicos:

  • UTT : La Unión de Trabajadores de la Tierra nuclea a familias productoras y pequeños campesinos que se organizaron a nivel nacional para promover una producción y comercialización más justa y sustentable. Sus productos se comercializan a través de almacenes de venta al público, ferias agroecológicas y nodos barriales que redistribuyen bolsones de frutas y verduras./ http://www.uniondetrabajadoresdelatierra.com.ar/ – whatsApp a Daniela +54 9 11 3852-4684.
  • El Solaz : Emprendimiento rural familiar sin fines de lucro en Capilla del Señor, Pcia. de Buenos Aires. Además de cultivar, cosechar y hacer repartos de verduras en zonas geográficas muy limitadas, se producen dulces, mermeladas y huevos de campo. Se reciben visitas, se comparten charlas sobre el trabajo de la tierra, recetas con alimentos agroecológicos y cuidado del ambiente en general. / https://www.facebook.com/ElSolaz/ https://www.instagram.com/elsolaz/ – Whatsapp Lili: 11. 4417.2311
  • El Cajoncito : Se presenta como un proyecto que propone vincular a los productores directamente al consumidor, en una presentación semanal de frutas y verduras de estación y agroecológicas.  Se organizan a través de delivery, así como nodos de redistribución. https://www.facebook.com/pg/elcajoncito https://www.instagram.com/el.cajoncito/ – Whatsapp: 15-6499-9568

Fuentes:

https://www.vocesvitales.org.ar/

https://inta.gob.ar/noticias/agricultura-agroecologica-vs-organica

http://www.alimentosargentinos.gob.ar/

*http://www.fao.org/family-farming/themes/agroecology/es/

* www.mapo.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares