Ciudades Sustentables: ¡Contenedores de Residuos Bajo Tierra!

Compartir!

Contenedores Soterrados, una nueva estrategia para mantener las ciudades limpias y aumentar el volumen de recolección. Si bien muchos piensan que la batalla de los residuos esta perdida nosotros creemos en contarte buenas ideas que podes hacer ¡Ya! 

Esta tecnología es muy buena para mejorar la estética en espacios públicos, municipios turísticos y edificios históricos, pero también se pueden instalar en grandes empresas y lugares donde se manejan voluminosos y es una buena opción para gestionar los residuos sólidos urbanos.  Muchas de las ventajas tienen que ver con aumentar la capacidad de recolección de residuos en espacios reducidos, la eliminación de olores y con mantener la higiene urbana. Y las desventajas tienen que ver con los elevados costos de instalación, mantenimiento y obra pública.  

¿ Que nos dice España? 

¿ Podrían ser estas islas una forma de » enterrar nuestra conciencia ecológica»? como venimos haciendo hace muchos años, ya que al «no ver» los residuos pareciera ser que el problema «desaparece». La verdad resulta interesante leer la postura de nuestros amigos de Eroski Consumer, el diario del consumidor en este LINK

Y en México…  vemos el video de San Miguel de Allende en donde podemos observar el funcionamiento y la instalación.

El primer ejemplo en la Ciudad de Buenos Aires: En 2011 se  instaló en el barrio de Caballito el primer contenedor de residuos,  bajo tierra de la Ciudad cuenta con la misma tecnología que existe en España y en Estados Unidos.

Según el Gobierno de la ciudad » Los puntos donde se encuentran estos contenedores pueden recibir hasta 15 mil litros de residuos. En la parte superior se encuentra un buzón con una tapa lateral que se abre para introducir las bolsas. Además, cuando su capacidad se completa, la tapa se traba automáticamente y no permite su apertura.» Hoy la ciudad cuenta con varias islas de residuos sobre todo en el Micro-centro porteño.

El sistema funciona en dos contenedores soterrados,  tiene una plataforma de elevación en la cual se instalaron dos contenedores de 1.100 litros de capacidad, y una tapa superior con dos cestos en los cuales se arroja la basura como en cualquier cesto común, la basura cae sobre los contenedores de la plataforma.

Un operario conecta una manguera del camión compactador de basura, la cual provee presión hidráulica a los cilindros de elevación de la plataforma.  Accionando una electroválvula del camión, se pone en marcha un sistema neumático del mismo, el cual eleva los contenedores y la tapa superior. Una vez vaciados los contenedores, se activa nuevamente el mecanismo neumático, permitiendo así el descenso de la plataforma.

Fuentes:

www.perfil.com

Eroski Consumer
News San Miguel Mexico

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *