¿Usas ropa ecológica?

 

Espacio Sustentable dialogó con la diseñadora argentina de prendas ecológicas Paula Gray. Ella es quién marca tendencia de lo que se viene: la moda eco. Además hablamos de sus inicios en su profesión, la cadena de producción de productos sostenibles y de nuevos conceptos como el “Slow Fashion” que se utiliza en las pasarelas del mundo.

E.S: ¿Cuándo comenzó su carrera de diseñadora de indumentaria?

El diseño estuvo ligado a mi vida  desde que empecé a dibujar, en mi casa abundaban los libros de arquitectura y diseño industrial. Paralelamente a mi trabajo “convencional” como manager en una Multinacional seguía persiguiendo el sueño de dedicarme a crear. Mientras tanto, diseñaba y vendía prendas. Era mi escape y definitivamente a lo que me quería dedicar.

Durante una especie de lo que se suponía sería un año sabático y después de trabajar de sol a sol, tomé valor y me arriesgué… sentí que lo mío era el diseño sustentable. Dejé todo y me especialicé en ello. Estaba en Los Ángeles y por todos lados lo único que me atrapaba era lo relacionado a lo orgánico y eco. Creo que ese fue el puntapié de lo que venía gestando hace años. No tengo presente el momento exacto en el que se inició mi “carrera” pero allí conocí a los primeros diseñadores, organizaciones y productores que se dedicaban a ello.

E.S: ¿Por qué y cuándo la iniciativa de empezar a utilizar materias primas respetuosas del ambiente?

En mis inicios utilizaba materiales vintage que traía de mis viajes y también que me proveía mi abuela de los suyos, ella fue una gran cómplice en mi sueño de crear de manera sostenible y una gran inspiración para mí.. En USA y luego viviendo en México me contacté con emprendedores, productores, y le empecé a dar forma a mis ideas.

El planeta está muy atosigado de textiles descartables y basura textil, poder ser un agente de cambio con la moda como conductor es un enorme desafío. Es ridículo que una prenda se use pocas veces y se descarte. En mi guardarropas tengo prendas de hace décadas. No concibo consumir sin consciencia y desde las dos partes es que trabajo en pos de ello.

Desde el momento que empecé a especializarme en sustentabilidad percibí que no era una opción llevar adelante un emprendimiento fuera de ese eje y allí fue cuando me contacté con productores de distintos países para trabajar con bambú, tencel, algodón orgánico, etc.

E.S: ¿De qué se trata la moda sustentable?

La moda sostenible contiene valores, es holística, respetuosa  con las personas, los recursos materiales y ambientales. Cuida cada eslabón en la cadena de valor con una trazabilidad digna de un reloj. Es moda respetuosa y responsable. Personalmente no concibo la sustentabilidad sin ética, consciencia ni comunidad.

E.S: ¿Los procesos sostenibles y suprareciclaje son caros?

Cuando se trata de cuidar y conservar el medio ambiente creo que no existe la palabra “caro”. Sí puede ser más costosa porque sus procesos productivos suelen ser más lentos, cuidados y artesanales.

E.S: ¿La moda sustentable es una nueva etapa con productos de alta durabilidad que se pueden pasar de generación a generación?

Una de nuestras premisas es esa. Tenemos clientas que tienen prendas nuestras de hace 10 años y accesorios que hoy usan sus hijas… Intentamos llevar durabilidad, experiencias positivas y ayudarlas a reflexionar que la moda no se trata del último grito y tendencia, es mucho más que ello. No hacemos artículos descartables. Lo podés usar hoy y en 5 años más también. El suprareciclaje está presente en nuestro ciclo de vida de las cosas.

E.S: No son muchxs las diseñadorxs que exportan ropa ecológica: ¿Cuál es la recepción fuera de nuestro país? (teniendo en cuenta que está más desarrollada en Estados Unidos y Europa).

Lo que nos está faltando a nivel local para poder empezar a abrir y acceder a nuevos mercados son materias primas ecológicas locales. Hechas en Argentina con tecnología local, desarrollo y apoyo de centros de investigación nacional. En el momento que reflexionemos y recuperemos mercados que hemos perdido como por ejemplo, el desarrollo de la seda, lana, alpaca, llama, guanaco, bordados vamos a poder despegar en este segmento. Una de las cosas que más solicitan las empresas con las que trabajo tiene que ver con materias primas eco y tecnología. En el mundo ya se está produciendo papel a base de piedras, no podemos plantarnos sólo en los materiales convencionales.

E.S: ¿Los consumidores somos conscientes de las nuevas iniciativas ecológicas?

Hay un acercamiento a lo ecológico, lo orgánico, lo sostenible, lo reciclado. Todo esto no es lo mismo, y hay mucha desinformación también, pero creo que el consumidor más joven y curioso está empezando a observar más y exigir más, lo que encuentro maravilloso porque levanta la vara a las propuestas.

Por otro lado la alimentación lleva la delantera porque su implementación es mucho más eficaz y muchos consumidores se acercan a la moda ética a través de la comida lo cual me encanta.

E.S: ¿Hoy por hoy el consumo tiende hacia la sustentabilidad?

El consumo tiende a lo “Glocal”. A revalorizar lo que tenemos con un guiño en el diseño. A pensar global y actuar local. A volver también a las raíces, a los orígenes pero sin caer en el folklorismo. El consumidor ya está madurando que lo sustentable está enormemente ligado a las nuevas tecnologías y en proceso de comprender que no se trata de ser hippie, no usar TV y construir con adobe.

E.S: ¿Lo que se viene es el slow Fashion?

El Slow Fashion ya está presente. Hay nuevos paradigmas relacionados también con reconocer la naturaleza como parte del proceso de diseño. Ya no se trata sólo de proteger el medio ambiente y la manera de trabajo, sino también de ver y conocer el impacto posterior, estar en contacto con la naturaleza. No hay excusas para no hacerlo, el proceso, la calidad y la honestidad importan, diseñar soluciones, ser funcionales y respetuosos. El consumismo desmesurado es mala palabra para cierto segmento, las compras inteligentes y responsables son la clave para que la industria siga adaptando sus productos y formas de trabajo. La economía juega un rol fundamental también, la reputación de las empresas, la huella de carbono, el greenwashing, etc. Es decir hay muchos actores que vienen a poner las reglas y que forman parte de la industria.

Si te interesa conocer las colecciones de Paula Gray ingresá a: www.paulagray.com.arhttp://paulagray.mitiendanube.com/

Redacción: 

Carolina, Fabio Fiorini

Licenciada en Ciencias Políticas y periodista

carolinafabiofiorini@hotmail.com

Skype: Carolina Fabio Fiorini