Primer Escuela Sustentable de América Latina

Comenzó a funcionar la primer Escuela Pública Sustentable de Uruguay y América Latina. Fue construido bajo la técnica de las casas Earthship, un tipo de vivienda completamente realizada con materiales reutilizados como neumáticos y botellas de vidrio.

Escuela Sustentable en Uruguay

Escuela Sustentable en Uruguay

Las Construcciones Sustentables están formando parte de las prioridades al momento de materializar un proyecto. Por sus amplios beneficios, lo práctico que es su construcción y mantenimiento, pero por sobre todo que su implantación no genera efectos secundarios en la naturaleza, ya sea a corto o largo plazo.

Si bien hay proyectos que son prototipos que dan paso a pensar otra forma de concebir lo que nos rodea, hay otros que ya fueron y son materializados. Estos proyectos tangibles son la fuente para comprender que el Camino de Sustentabilidad es posible y factible.
Galería que forma parte del recorrido de los 40 niños que asisten a clase.

Galería que forma parte del recorrido de los 40 niños que asisten a clase.

Uno de estos proyectos inspiradores es La primera Escuela Sustentable de América Latina que abrió finalmente sus puertas en Mayo para unos 40 niños en el balneario Jaureguiberry (Uruguay).

La idea que dio origen a este proyecto nació hace cinco años a partir de la inquietud de un grupo de amigos quienes compartían entre sí el deseo de generar un aporte para cambiar el actual paradigma sociocultural –basado en el dominio y explotación de la naturaleza y su progresiva escisión de la existencia de los hombres y las mujeres-. Fue entonces donde buscaron la forma de contactar al arquitecto Michael Reynolds (conocido mundialmente por haber creado las earthship o nave-tierra). El contacto se hizo y Reynolds se interesó en el proyecto, junto con Martin Espósito (quien estuvo a cargo de la coordinación general de la obra) empezar a planificar.

Michael Reynolds formando parte de la construcción.

Michael Reynolds formando parte de la construcción.

El edificio tiene 270 metros cuadrados y fue construído con un 60% de materiales reciclados como botellas de plástico, latas, cartón; y un 40% de materiales tradicionales como madera o cemento. Tiene una capacidad para albergar a 100 niños.
Utilización de botellas para las terminaciones donde la luz debe ser tenue.

Utilización de botellas para las terminaciones donde la luz debe ser tenue.

Funciona totalmente con energía solar, generada a través de paneles fotovoltaicos, y se autoabastece de agua que recolecta de la lluvia a través del techo y luego traslada a tanques de 30 mil litros donde es filtrada y bombeada. Por su construcción sustentable, se logra mantener la temperatura entre los 18 y los 25 grados centígrados durante todo el año sin necesidad de calefacción o refrigeración. 
En su inauguración se realizó la entrega de la llave del local al Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) de ANEP por parte de la empresa Earthship Biotecture, Nevex y la organización Tagma, impulsores del proyecto.

En su inauguración se realizó la entrega de la llave del local al Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) de ANEP por parte de la empresa Earthship Biotecture, Nevex y la organización Tagma, impulsores del proyecto.

El proceso de Construcción en este video:

 Navetierra aquí podras ver más sobre este proyecto:

 
Redacción: 
Mariana Perez

Mariana Pérez

Diseñadora de interiores
Fuentes: