Eficiencia Energética en el hogar: Cómo ahorrar electricidad en casa

 Algunos consejos básicos y simples para ahorrar energía:

¡Si escuchaste hablar del cambio climático y querés hacer algo podés empezar desde tu casa! Hoy te dejamos algunos conceptos prácticos para el ahorro de energía en tu hogar. 

Electrodomésticos:
Hoy en día podemos encontrar artefactos mucho más eficientes a la hora de hablar de energía, si vas a comprarte algo nuevo mirá las etiquetas de eficiencia energética antes de elegir; para los que ya tenes en tu casa te dejamos algunos tips como:
  • Controlar que la heladera esté siempre bien cerrada y que el burlete esté en buen estado. También procurar abrirla sólo cuando sea necesario. Si la heladera está vacía se recomienda dejar algunas botellas de agua llena porque el sistema funciona igual y de esta manera consume menos energía ( en pocas palabras hace menos fuerza)
  • Evitar dejar encendidos equipos de audio, la TV o la computadora . Es energía que se transforma sin ser utilizada, de manera silenciosa se  genera calor y gasto energético.
  • Plancha  A la hora de planchar, acumular la mayor cantidad de ropa posible y regular la temperatura de acuerdo a la prenda que se está planchando.
  • Los electrodomésticos que más energía consumen (en términos generales) son: el aire acondicionado, el secarropa, el lavaplatos y el microondas. Una buena forma de ahorrar electricidad es buscar la forma alternativa de utilizarlos para consumir menos.

Aquí puedes ver cuanto te ahorras, según la etiqueta de eficiencia energética:

 

Iluminación: ¡Hace un recorrido por tu casa ahora! ¿Cuantas luces tenes encendidas?

  • El paso más simple que se puede hacer es apagar las luces que no utilizamos. Se recomienda sólo tener prendidas las luces de los espacios que estoy utilizando.
  • Otra acción que podemos tomar es cambiar los focos de luz por lámparas de bajo consumo o lámparas de led. Si bien son más caras, hay que tomar en cuenta que a la larga resulta más económico utilizarlas: generan menos calor y duran por más tiempo.

Temperatura del hogar: Tanto en invierno como en verano,  el aire acondicionado es uno de los electrodomésticos que más consume energía. Siempre se recomienda tener los equipos a 24ºC en invierno y 22ºC en verano para lograr un confort térmico sin derrochar energía. También se recomienda chequear perdidas de energía en ventanas y aberturas antes de prender las estufas o los aires ( tanto en verano como en invierno)

¿POR DONDE VAS A EMPEZAR?

Dejanos tus comentarios