Casas Ecológicas: Casa de Botellas

Tenía 17 años cuando la construyó, ayudado por un norteamericano, piloto de helicópteros, ex combatiente de Vietnam.

El mismo fue recolectando las botellas y creando la estructura, la escases para comprar materiales lo llevo a construir su casa de esta manera.

Aprendió observando, el muchacho trabajaba en un negocio de carteles y más tarde comenzó sus estudios en bellas artes pero la autoridad que regía en esa época hiso que abandonara por desprolijo y distinto, lo tildaban de burro cuando en realidad dentro suyo emergía un gran artista.

La casa ya tiene aproximadamente en sus paredes 32.000 botellas en vez de ladrillos, pero no es la primera creada por este señor, vivía en otra de cuatro por cuatro ubicada donde termina el asfalto del río, allá por donde están los botes de los pescadores y vivió allí bastante tiempo, tenía luz a batería, su tocadiscos, su radio, junto con las herramientas.

Actualmente Rubén Tito Ingenieri tiene 57 años, ya no junta botellas, se las dan en la Municipalidad de Quilmes, pretende crear allí una biblioteca y que más gente copie su sistema y viva en mejores condiciones también quiere crear una sala para proyectar películas para los chicos del barrio.

Tito destaca que él no tiene prejuicios con los materiales de desecho, e intentar elevarlos a través del arte dándoles consideración.

Tito afirma que su casa le advierte de una posible sudestada.

“ Mi casa me avisa cuando hay sudestada… es sencillo, como los picos de las botellas están hacia afuera y sin encorchar, el viento del sudeste penetra en ellas y al salir produce unas melodías tenues y bellas que me avisan que se viene el agua y que tengo que salir de aquí…”

Fuente: www.quilmes.gov.ar