Una enorme “purificadora” de aire para reducir contaminación urbana

"Smog Free Project"

El “proyecto sin contaminación” o “Smog Free Project” consiste en una una torre que tendrá la capacidad de absorber aire contaminado, purificarlo y libelarlo una vez que este limpio gracias a la aplicación de tecnología de iones. Planean que la estructura viaje a las ciudades más contaminadas.

Es un trabajo realizado en conjunto por la empresa ENS Europe, Bob Ursem profesor de la Universidad de Delft y el estudio Roosegaarde, se trata de una torre de aproximadamente 6,50 metros de altura la cual absorbe aire contaminado, lo purifica y lo libera limpio. Esto se logra a través de tecnología de iones que en la actualidad se utiliza en hospitales, material ligero, LEDs y que permite capturar 2.5 micras (PM 2.5).

La “aspiradora de contaminación” es por el momento un prototipo que se encuentra instalado en la ciudad de Róterdam donde se originó el proyecto, sin embargo allí los niveles de polución no son muy altos. De ser exitoso viajará a ciudades que realmente lo necesiten como Pekín y México. Se puede montar en solo 24 hs. el material no es pesado lo que facilita su transporte.

purificadoraaire

Se inaugurará el 4 septiembre de este año en las nuevas instalaciones del estudio Roosengaarde de Países Bajos.

El estudio de diseño del artista holandés Daan Roosegaarde es conocido por sus llamativas y creativas obras que siempre innovan y se orientan al cuidado del ambiente. El artista ha participado de charlas TEDx compartiendo su visión y también ha realizado obras en importantes puntos como la estación central de Ámsterdam, incluyendo un extraordinario carril para bicicletas iluminado con LED que se alimenta con energía solar. El tramo se llama Van Gogh-Roosegaarde y está inspirado en la noche estrellada de Vincent van Gogh.

Van_Gogh

carril-bici-noche-estrellada-van-gogh-1

Otro proyecto polémico del mismo artista es “Glowing Nature”, un trabajo que realiza con la empresa Bioglow y la Universidad de Nueva York, donde se busca crear plantas luminosas genéticamente modificadas para iluminar la ciudad de noche sin necesidad de farolas, cables, ni paneles solares.

La idea de Roosegaarde es diseñar prototipos de la ciudad inteligente del futuro, dándole un lugar primordial a la naturaleza, aplicando el cuidado del ambiente en el diseño de edificios, espacios públicos, construcción de carreteras o mobiliario urbano inteligente.