Stay True, moda que transforma

La marca de remeras produce algodón biodinámico con la comunidad originaria Qom, Chaco, y colabora con alimentos orgánicos para comedores de Buenos Aires.

Ropa con sentido

Es que desde un comienzo, Martín Alonso, creador de Stay True, se propuso no solo hacer productos textiles de calidad sino provocar una transformación real en el ambiente y la sociedad.

Stay True

Stay True confecciona remeras de algodón y estampado orgánico, que vienen presentadas en un packaging sustentable, de papel reciclado con certificación FSC, con etiqueta elaborada por el programa de Terapia Ocupacional de Hospital Borda y una carta personalizada de agradecimiento por la compra que incluye un dibujo original hecho por niños de los 30 comedores con los que la marca colaboró con donación de alimentos orgánicos.

Remeras de Algodón orgánico

Todo está pensado con el compromiso de Martín Alonso que luego de trabajar 20 años en la industria textil creó Stay True con una mirada empresarial positiva: no solo generar rentabilidad sino hacer algo concreto por el ambiente y la comunidad.  “Durante mis años en empresas textiles me gustaba lo que estaba haciendo pero no me hacía sentir feliz. Me sentía malhumorado, no le encontraba la vuelta. Pero pude poner un freno y mirar un poco más afuera de mí”, recuerda.

La empresa certificada como Empresa B y con certificado de Comercio Justo, nació en 2004 y se relanzó hace un año dando un gran paso: desde mediados de 2016 trabaja con 5 familias de la comunidad Qom, en campo Medina, Chaco, -y ahora está sumando 8 familias más- para generar la primera producción de algodón orgánico de la Argentina. Hasta el momento la materia prima utilizada para las remeras Stay True era importada dado que no existía la producción local. Hoy, la marca logra transformar esa realidad y en dos meses saldrá al mercado la primera partida de remeras con algodón orgánico argentino.

RSE y Comercio justo, son pilares de Stay True

La comunidad Qom tiene una fuerte tradición algodonera pero también una alta tasa de deserción a causa de una plaga denominada El Picudo que provocó que debiera desistir de la producción de algodón desde hace 10 años. El campo que está ubicado a 250 kilómetros de Resistencia, no cuenta con agua potable, sus ríos se han contaminado debido a las fumigaciones aéreas y su única alternativa para producir terminó siendo el árbol de algarrobo. “A pesar de todas estas dificultades, observamos el lugar como ideal para comenzar el programa de desarrollo de algodón orgánico, pero basado en los conceptos de la agricultura biodinámica desarrollada por Rudolf Steiner”, asegura Alonso.

Stay true

El objetivo de la empresa, entonces, en términos de la Biodinámica, es regenerar las capas de la tierra en las que conviven 300 familias para producir algodón, pero también, con la intención de lograr una granja sustentable en la que la comunidad pueda trabajar y auto abastecerse de comida. Para el proyecto, el INTA Sáenz Peña los proveyó de semillas libres de OGM, es decir que no fueron modificadas genéticamente, y ofreció apoyo técnico. Actualmente, Stay True está trabajando en 1 hectárea por familia. El desarrollo está en proceso de certificación orgánico y de la certificación Démeter. “El algodón orgánico no daña el ambiente pero no lo mejora, sí la biodinámica porque se trata de una agricultura regenerativa y hacia ese camino vamos”, explica Alonso.

Empresas Sustentables

Las prendas de Stay True que se dirigen a un público joven, hombres y mujeres, interesado en deportes extremos, motociclismo, rock y las últimas tendencias, se confeccionan cuidando cada detalle. Es por eso que la marca probó con varios talleres y cooperativas hasta dar con pequeños talleres en Derqui y Pacheco. “Queremos brindar productos de alta calidad, siempre prestando atención a los procesos y haciendo foco en cuidar nuestros recursos naturales y cuidar al otro que tenemos en frente”, completa.

Más información: https://www.staytrueorganic.com

Sobre la Agricultora Biodinámica

Rudolf Steiner fue el fundador de la Antroposofía, que fue inspiración de diversos movimientos y empresas como Banco Triodos, las escuelas Waldorf y la agricultura biodinámica.  

La agricultura biodinámica hace hincapié en la interrelación entre suelos, plantas y animales, tratando el conjunto como un sistema en equilibrio. Abarca todos los aspectos de la agricultura: ecológicos, económicos y sociales. Se diferencia de otros tipos de agricultura ecológica también, por el uso de preparados vegetales y minerales como aditivos para el compost y aerosoles para el terreno, así como en el seguimiento de un calendario de siembra basado en el movimiento de los astros.

Los productos de la agricultura biodinámica son certificados por el grupo Démeter.

Búsquedas recientes