Rock y compromiso ambiental

El Rainbow Warrior, barco de Greenpeace, en su paso por Londres recibió invitados  como Thom Yorke, líder de Radiohead y socio de Greenpeace desde hace varios años.

Mas tarde comenzó un concierto sorpresa para los simpatizantes de Greenpeace con la participación de la banda the good, the bad and the queen integrada por ex-miembros de The Clash, Gorillaz, Blur y The Verve. Armaron una carpa sobre el helipuerto del barco y, debajo, un escenario donde la banda tocó unos temas para la tripulación y todos los que se acercaron a ver el concierto desde la costa.

Otra vez figuras populares militando por causas sociales y ambientales.

Fuente: www.greenpeace.org.ar