Plantas con propiedades medicinales. ¡ Conocé cuáles son!

Las plantas curan. No sólo generan oxígeno, producen gran parte de nuestro alimento y nos regalan flores para embellecen nuestros espacios sino que, además, tienen la capacidad de aliviar malestares y dolores físicos.

Las propiedades medicinales de los vegetales fueron descubiertas y utilizadas por los el hombre  desde tiempos ancestrales.  Pero, con el paso del tiempo,  la tecnología farmacéutica  comenzó a ofrecernos  soluciones medicinales “de mercado” que, gracias a su inmediatez y simplicidad de consumo, nos llevaron a olvidar cuáles son los orígenes de la solución.

En este artículo te ayudamos a “volver a las bases”,  haciendo un repaso por algunas plantas aromáticas que todos podemos tener en nuestro jardín, patio o balcón y que, de manera natural, pueden ayudarnos a sentirnos mejor:

  • Albahaca: Es una planta digestiva que evita los problemas gástricos. Resulta  muy útil para prevenir la gastritis y evitar  náuseas.  A su vez,  ayuda en el alivio de los dolores de cabeza, las inflamaciones de vías urinarias, los problemas de estreñimiento y las inflamaciones producidas por picaduras de insectos.  No olvidar: requiere de riego abundante y  se cultiva en primavera- verano en el exterior. Otra opción es tenerla  todo el año dentro de nuestros hogares, ya que no le gusta el frío.

  • Comino: Evita gases y es digestivo. Es  antiespasmódico, antihemorroidal y  astringente.  Además,  ayuda a disminuir la tos y  la bronquitis crónica. Está indicado en la gastritis crónica, indigestión y trastornos digestivos. No olvidar: se recomienda regar cada 30 días. Crece en lugares secos y arenosos.  El comino necesita calor, sol y un suelo ligero.
  • Laurel: Es un tónico estomacal y ayuda a combatir la flatulencia. Es antiséptico y digestivo.  También  se emplea contra el cansancio y  es eficaz para la prevención de gripes y  afecciones bronquiales. No olvidar: necesita riego moderado en primavera/verano,  disminuyendo un poco en otoño/invierno. Prefiere suelos sueltos y secos.
  • Lavanda:  Esta planta es conocida por sus propiedades relajantes. También  tiene propiedades antivíricas y  antibacterianas  que ayudan en el tratamiento de enfermedades respiratorias . Una  forma habitual de uso es en sales de baño, para relajar y aliviar contracturas. También puede utilizarse como  infusión,  cortando algunas flores y colocándoselas, una vez secas,  a un rico té negro.  Dato interesante: esta infusión puede aplicarse también  forma externa para combatir dolores lumbares, tortícolis y como desinfectante o cicatrizante de heridas y  enfermedades de la piel. No olvidar: Soporta bien la sequía. Su clima ideal es el semiárido, con fuerte exposición solar.

  • Romero: Tiene efectos estimulantes y tónicos. Ayuda en la recuperación de las enfermedades del aparato digestivo, enfermedades respiratorias y afecciones del hígado. Para aliviar dolores de cabeza, por ejemplo, se recomienda beber una infusión con hojas de romero. Tiene propiedades antisépticas, antibióticas, antiespasmódicas, antioxidantes y diuréticas.  Otra buena opción es  usarlo para baños de inmersión  luego de jornadas  agotadoras. No olvidar: requiere un riego reducido y un suelo árido y seco.
  • Tomillo: La infusión de tomillo tiene propiedades digestivas, evita la formación de gases y los malestares intestinales. También se suele utilizar en casos de anemia, acompañado de una dieta rica en hierro y como antibiótico natural. El tomillo es un potente antiséptico respiratorio y alivia el dolor de garganta.  Es un relajante natural y somnífero suave que ayuda  en procesos de falta de memoria o dolores de cabeza. No olvidar: necesita riego moderado y se debe controlar que el suelo no quede encharcado para que no se pudra.
  • Menta: Está indicada para problemas estomacales, digestivos y respiratorios. Tiene propiedades calmantes y desinfectantes. Ayuda a combatir fiebre, gripes y reduce la tos. Por otro lado, el aceite de menta posee propiedades analgésicas y es bueno para calmar el dolor muscular o de  migrañas.  Y, si la idea es tomar algo rico, nada mejor que un té verde con menta o una limonada fresca con menta! No olvidar: necesita  riego regular, incrementado en verano.  Prefiere suelos húmedos , arcillosos y con buen drenaje. Puede vivir en situaciones luminosas sin la llegada de luz solar directa

Estas son apenas algunas de las cientos de especies de vegetales que nos ofrecen propiedades curativas.  Vale la pena, de ahora en más, al menos intentar pasar por la huerta antes de salir corriendo a la farmacia!

Redacción: 

Natalia Giuoggioloni

De Valeria Churba – Agricultura Urbana.
www.valeriachurba.com.arhola@valeriachurba.com.ar
http://www.valeriachurba.com.ar