Mejorar el aire en el hogar

Estudios revelan que el nivel de contaminación de las viviendas puede ser superior al del exterior.

Por eso existen pasos a seguir para mejorar el aire que se respira dentro del hogar como por ejemplo ventilar la casa, gases como el monóxido de carbono causan muertes todos los años y los compuestos orgánicos volátiles (COV) pueden provocar enfermedades como el cáncer.

Abrir las ventanas y dejar ventilar el hogar unos minutos ayuda a eliminar estos gases y a renovar el aire.

Evitar productos tóxicos como el formaldehído, un componente que se encuentra en materiales de construcción y pinturas o algunos productos de limpieza que pueden contener sustancias como el cloro o el amoniaco.

Fumar afuera, el tabaco no solo afecta a los fumadores, sino también a las personas de su entorno. El humo queda impregnado en toda la casa.

Las casas antiguas pueden tener materiales nocivos como pinturas con plomo o amianto. Si se pinta la casa, hay que utilizar pinturas con el menor grado de toxicidad posible y ventilar lo máximo posible.

Las cocinas y las estufas de gas, carbón o leña también pueden emitir gases contaminantes como los óxidos de nitrógeno. Evitar su uso o ventilar frecuentemente.

Las alfombras atrapan diversas partículas contaminantes, ácaros o suciedad, se deben mantener limpias.

En el garaje no hay que tener el coche en marcha porque los gases del tubo de escape en un pequeño y cerrado espacio son altamente perjudiciales.

Fuente: www.consumer.es