¡ Armá tu huerta en el balcón!

La agricultura urbana es tendencia. Cada vez son más quienes deciden aprovechar el espacio de sus patios, terrazas y balcones para armar su propia huerta orgánica. Y es que  ya no es una novedad: todos podemos tener una huerta, siempre que tengamos una mínima entrada de luz solar y algo de ingenio para optimizar el espacio.

Verificar las horas de luz solar

A continuación, compartimos las consultas y dudas más frecuentes que surgen en los huerteros amateurs cuando deciden comenzar a diseñar huertas en espacios reducidos.

¿ Cómo defino el lugar?

Para seleccionar el lugar de la huerta es importante tener en cuenta la disponibilidad de luz,  ya  que se   recomienda   por   lo   menos   cuatro   horas   de   sol   para   la   mayoría de las hortalizas y frutales. Si se tiene poca llegada de luz solar, lo importante es elegir los cultivos que no tengan ese requerimiento, como por ejemplo mentas y melisa. 

Elegir el espacio donde la vamos a hacer

Otro punto importante es la comodidad en el acceso al sector, incluso su cercanía a la cocina. Es recomendable disponer de una canilla cercana para facilitar el riego.

Con relación al tamaño, la extensión de la huerta puede ser muy variable y esto va a estar determinado por las particularidades edilicias. El desafío está en  adaptar el diseño  a las posibilidades  que nos ofrece el balcón.

Un tip para no olvidar: colocar las macetas más grandes siempre detrás, con relación al sol.

¿ Qué tipo de contenedor puedo usar?

Existen   muchos   modelos y tamaños de contenedores y macetas.   Lo importante es  elegir el que más nos guste y que, a la vez, resulte  acorde a la planta que elegimos cultivar.  Un detalle a considerar, para huertas en balcones, es el peso y el material de fabricación de la maceta.  Para estos casos, el plástico es una buena opción ya que resulta liviano y económicamente accesible.

Si vamos a armar la huerta en macetas, podemos utilizar tanto contenedores individuales  como de los más grandes (ej: jardineras) en los que podemos colocar para varias plantas.  Para disponer una planta por maceta debemos tener en claro los tamaños requeridos por cada cultivo:

  • aromáticas: el tamaño de la maceta debería ser ,por lo menos, de 20 cm de alto y ancho.
  • lechugas:  necesitamos -como mínimo- una maceta de 20cm de diámetro y profundidad.
  • tomate:  es ideal una maceta que tenga 45-50cm.

Para multi-cultivos (macetas grandes) es fundamental considerar que, entre planta y planta, necesitamos contar con no menos de 15cm de distancia. En estos casos, debemos informarnos a cerca del crecimiento promedio de cada vegetal.  Además del espacio, es importante estar al tanto de  los requerimientos de agua y luz a la hora de definir su combinación.

Casi todas las hortalizas pueden ser cultivadas en macetas. Recordá: cuanto   más   espacio   tenga   la   planta   para   desarrollarse,   mayor   será   la producción a obtener.

¿ Qué vegetales puedo cultivar en un balcón?

Las plantas aromáticas son ideales para comenzar la experiencia ya que, en su mayoría, pueden vivir muy bien con pocas horas de luz solar. Son plantas rústicas y resistentes, a excepción de algunas más delicadas y sensibles, como el eneldo.

La rúcula es un cultivo recomendable para principiantes.  Puede sembrarse durante todo el año y se cosecha entre los 30-45 días después de la siembra. Eso sí: requiere de un riego diario y que el suelo esté bien drenado.

La siguiente opción son las ensaladas de corte (como por ejemplo espinaca y lechugas) que forman  parte de los vegetales “de rápido crecimiento”  o ciclos cortos.

¿ Qué mantenimiento necesita una huerta en balcón?

No demanda mucho mantenimiento y menos aún en invierno.  En temporada de frío no suele  ser necesario un  riego diario. Además,  las plantas no resultan  tan afectadas por plagas ni por el rápido crecimiento de yuyos, como sí pasa en las temporadas más cálidas.

Es importante colocar las plantas en recipientes o macetas con buen drenaje.  Esto  evita el posible estancamiento e inundación que perjudica mucho a las raíces.  Para asegurarnos de que todo salga bien, debemos corroborar  que la maceta  tenga agujeros en su base para que pueda drenar  el  agua.  Además, siempre tenemos que colocar  pometina o alguna piedra similar en la base, ya que esto va a facilitar la salida del agua excedente.

¿ Cuál es el mejor momento del año para iniciar la huerta?

La   huerta   se   puede   iniciar   en   cualquier   época   del   año.  Lo importante es cultivar las plantas que se corresponden con cada temporada. La   mayoría   de   las   hortalizas   son   plantas   anuales   y tienen   ciclos   de   vida   cortos (menores al año). Podemos hacer una gran clasificación de cultivos de otoño/ invierno, los de primavera/verano y los que podemos cultivar todo el año:

Los   cultivos   de   raíz   (rabanito,   remolacha,   zanahoria),   podemos sembrarlos casi  en cualquier momento del año.  Las coles -como brócoli y coliflor- y  algunas leguminosas -como habas y arvejas-  son más bien específicas de otoño/invierno.  En primavera/verano  aprovechamos para poner en la huerta cultivos de frutos como: tomate, berenjena, pimiento, pepino, zapallos.

Si empezamos la huerta ya comenzada la estación (por ejemplo julio) conviene cultivar hortalizas de todo el año y aprovechar las de ciclos cortos. De esta forma, en septiembre/octubre ya  podemos utilizar el espacio para los cultivos de verano.

¡ Ya no hay excusas para seguir demorando el proyecto! Te proponemos  empezar dibujando el diseño ideal para tu balcón, consiguiendo  los elementos  necesarios para el armado de la huerta y poniendo manos a la obra. En pocas semanas, todo va a estar a punto para una primer cosecha!

Redacción: 

Natalia Giuoggioloni para

Valeria Churba Agricultura Urbana

www.valeriachurba.com.ar

 

Búsquedas recientes