Eficiencia Energética en la Oficina

Generando Espacios Sustentables en el Trabajo

  1. Apagá la computadora y la pantalla durante la comida y al final de la jornada.  Al contrario de lo que muchos creen, los protectores de pantalla no ahorran energía.
  2. Programá la pantalla de tu computadora para que se apague cuando no se utilice. Hacelo desde el Panel de Control con las opciones de protección de pantalla.
  3. Apagá las luces cuando salgas de la oficina. No enciendas las luces que no estés utilizando, aprovecha la zonificación (encendido y apagado por zonas).
  4.  Reciclá y reutilizá el papel. Reutilizá las caras blancas de los documentos impresos. Fotocopiá e imprimí a doble cara. Existen en el mercado fotocopiadoras e impresoras que lo permiten.
  5. Si podés elegir, optá por las laptops en lugar de las computadoras de escritorio. Consumen 5 veces menos electricidad.
  6.  Si tenés que tener una computadora de escritorio, tratá de que la pantalla sea LCD, ya que consumen menos energía que los monitores comunes.
  7. No viajes si realmente no es imprescindible. Aprovechá el teléfono, e-mail, skype y las videoconferencias siempre que sea posible.
  8. Si vas a comprar una nueva computadora, que la eficiencia en el uso de la energía sea la prioridad. Busca las etiquetas de “Energy Star” en los productos que compres.
  9.  Reducí el brillo de tu monitor: el modo más brillante consume el doble de energía que el modo con menos brillo.
  10.  Apagá cualquier periférico que no uses, como impresoras, escáners y bocinas, cuando no estén en uso.

Consejos para climatizar ambientes en forma eficiente

  1. A partir de 2009, podés elegir los equipos de acondicionadores de aire más eficientes! Ya es obligatorio que estos artefactos incluyan la etiqueta de eficiencia energética. Acordate, la opción A es siempre la mejor! A la larga, nuestro bolsillo y el medio ambiente nos lo agradecerán.
  2. Mantené limpios los filtros del equipo de aire acondicionado y realizá un mantenimiento periódico para que trabaje en las condiciones adecuadas. De esta manera, evitás un consumo extra de energía.
  3. Implementá el uso de sensores de temperatura y temporizadores que controlen el encendido y apagado en forma automática del equipo de aire acondicionado.
  4. Es importante no sobrecalentar ni sobre enfriar los ambientes. En cualquier caso, una diferencia de temperatura con el exterior superior a 12ºC no es saludable.

EN INVIERNO:

 

  • Para evitar pérdidas de calor, aislá la casa o el edificio, bajá las persianas y durante la noche, cerrá las cortinas.
  •   Cuando el acondicionador de aire funciona en modo calor, no es conveniente aumentar la temperatura por encima de los 20ºC.
  • Mientras aireas la casa, apagá la calefacción. Con mantener 10 minutos las ventanas abiertas, obtenés una correcta ventilación y ahorrás energía.
  • Aprovechá la luz solar para calentar el ambiente. Así, disminuís la energía requerida por el equipo para la calefacción.

EN VERANO:

 

  • Para evitar el calentamiento de la casa, instalá toldos, cerrá las persianas y corré las cortinas durante el día.
  •   Aprovechá la ventilación natural para disminuir el uso del equipo de aire acondicionado. Ventilá la casa cuando el aire de la calle sea más fresco (primeras horas de la mañana y durante la noche).
  • Un ventilador, preferentemente de techo, puede ser suficiente para mantener un adecuado confort.
  • En caso imprescindible de instalar un acondicionador de aire, tené en cuenta lo siguiente: Cuando el acondicionador de aire funciona en modo frío, no es conveniente mantener la temperatura por debajo de los 24ºC.
  •   Cerrá las ventanas y puertas, mientras tengas el acondicionador de aire encendido.
  • Colocá el aparato evitando la incidencia del sol para consumir menos energía a la hora de refrigerar el ambiente.

Te invitamos a ver el siguiente video de ¿ Que es la Eficiencia Energética?

Fuentes: http://www.vidasilvestre.org.ar