Ecoturismo en el Parque Nacional Nahuel Huapi

¿Alguna vez imaginaste estar perdido en un bosque milenario de lengas y ñires? ¿Y soñar que estabas en un cuento? Bueno, acá te invitamos a que tengas en cuenta este lugar dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi.

Ecoturismo en Parques Nacionales

Se llama Valle del Challhuaco. Queda a unos 20 km. del centro de Bariloche y se accede por un camino de ripio (unos 14 km. hasta llegar al refugio). Desde la mitad del camino nos vamos adentrando en el bosque de transición caracterizado por lengas, coihues y ñires.

Bosque Patagónico

Una vez que llegas al estacionamiento se pueden hacer varias caminatas de diversa dificultad y según las ganas que tenga uno de caminar.

Una de mis preferidas es la picada que lleva al Valle de los Perdidos. Es aproximadamente una hora de caminata, con pocas subidas y bajadas lo cual la hace ideal para ir con chicos! El sendero se encuentra bien demarcado y recorre a través del bosque hasta llegar a un valle donde la vegetación es más achaparrada (vegetación de menor altura tipo arbustiva) y donde se puede apreciar el bosque de transición y la estepa patagónica.

Parque Nacional Nahuel Huapi

Otra caminatita linda es a la Laguna Verde. Serán unos 45 minutos con una pequeña subida al final. Se llega a un mirador desde donde se ve la laguna. Se puede almorzar ahí y disfrutar del paisaje pero no se puede bajar hasta la orilla de la laguna ya que allí habita la Ranita del Challhuaco (Atelognathus nitoi). Es una especie micro endémica y exclusiva del Parque y Reserva Nacional Nahuel Huapi. Habita solo en este lugar y es por eso es tan importante su conservación.

Turismo sustentable es disfrutar cada paso

A lo largo de todos los senderos hay marcas que nos guían hasta llegar al final del recorrido. Es por eso que, si bien hay que disfrutar del paisaje, también hay que estar atentos a estas marcas para no tomar el camino equivocado.

Ecoturismo

Lo mágico de este lugar es que cada estación del año tiene su particular encanto: en verano está todo verde y hay una explosión de amancays y mutisias; en otoño las hojas de los ñires y las lengas comienzan a cambiar de color y pasan a ser amarillas, naranjas y rojas; y en invierno todo cubierto por un manto blanco de nieve!

Hay otros senderos que te llevan al Cerro Challhuaco pero hay que caminar unas 4 horitas dependiendo del estado físico de cada uno.

Cualquiera sea la época del año, este lugar tiene su magia particular y se lo puede disfrutar de manera única. Dado que se encuentra relativamente cerca de la ciudad y es de fácil acceso (se puede acceder en vehículos de tracción simple excepto durante el invierno), tiene una gran afluencia de visitantes. Es por eso que, a continuación, citamos algunas acciones de cómo disfrutar de la naturaleza generando un bajo impacto:

  • Caminar siempre por los senderos habilitados y demarcados. Caminar fuera de los caminos aumenta la erosión del suelo y altera la flora del lugar;
  • No cortar flores, ramas u hojas ni levantar o mover troncos a los costados del sendero ya que los mismos son el hogar de otros animales;
  • No arrojar residuos de ningún tipo ni enterrar basura. Siempre volver con los mismos y los tiramos en casa (incluso el papel higiénico);
  • Mientras caminamos procuremos no gritar ya que podemos generar molestias a los animales que habitan el bosque (por mas que no los veamos, están ahí!). Además, es lindo disfrutar del silencio y apreciar los sonidos del bosque.

Espero que disfruten de las fotos que saqué en varias visitas que hice “paseando por el bosque”. Hasta la próxima!!

Redacción: 

Ma. Eleonora Rojas
Lic. en Ciencias Ambientales
Consultora Ambiental