Demodé, una forma de diseñar nuevos productos

La importancia del Reciclaje incluye la recopilación materiales que, de otra forma, serían considerados como simples desechos.

Clasificar y procesar las materias reciclables para reconvertirlas en materias primas como sucede en el caso de las fibras, fabricar nuevos productos a partir de los ya reciclados y la compra de los mismos.

La recopilación y proceso de materiales secundarios, así como la fabricación de productos reciclados y la compra de dichos productos, crea un círculo o ciclo que a su vez, garantiza el éxito total y el valor que tiene en sí el Reciclaje.

Aplicando este concepto de generar una nuevo producto la diseñadora chilena Bernardita Marambio creo DEMODÉ un nuevo material, que pretende aprovechar y rescatar residuos textiles pre-consumidor, compuestos por materia natural y plástica.

Demodé es un producto realizado por medio del #recicladotextil

Los materiales se aglomeran con un adhesivo 100% biodegradable a base de almidón, que le otorga resistencia estructural.

Se espera solucionar, en gran medida, el alto porcentaje de residuos textiles que terminan en la basura, provenientes de la industria textil chilena, centrada principalmente en la comuna de Recoleta en Santiago de Chile (sólo en esta ciudad se registran cerca de 46 mil toneladas de este tipo de residuo al año).

DEMODÉ busca ser un producto certificado como aporte al cuidado del medio ambiente y aporte a la sociedad, desde su cadena productiva hasta el fin de su vida útil.

Este material tiene resistencia estructural por medio de su adhesivo biodegradable.

100 % Biodegradable

 El almidón es un polisacárido obtenido a través de la molienda de diversas variedades de cereales, principalmente del maíz, y comercialmente conocido como “Maicena”. Este aditivo crea una capa transparente sobre el tejido, otorgándole mayor resistencia y firmeza a la trama, pudiendo reconstituirla cuando está dañada.

Taburete Fase#3

Taburete fabricado a partir de la versatilidad del material Demodé. Es parte de la tercera transformación por la que pasa la materia prima desde que es descarte, luego aglomerado y finalmente una pieza de mobiliario. Todos los taburetes son fabricados a mano, generando piezas únicas por medio del mismo molde.

Los Inicios de Demodé

Para su último trabajo de la universidad Bernardita comenzó a  investigar sobre los residuos textiles y llego a la conclusión que era muy alto el porcentaje de descartes, que no se tenía conciencia –como se tiene de otro tipo de residuos– y que no sólo se estaba contaminando la tierra con los contenidos plásticos que componen a las prendas que se fabrican hoy en día, sino que también se estaba perdiendo una materia natural como el algodón.

La etapa de investigación la hizo experimentar con todo tipo de tejidos. Estos textiles pasaron por la licuadora, por las tijeras, por el cortador de cartón, fueron de todos los tamaños, hasta llegar a la guillotina industrial especialmente diseñada para este tipo de cortes, con la que –luego de una cierta cantidad de pasadas– dejaba un tamaño perfecto.

Por último el amigable camino del almidón la hizo descubrir que se podía mezclar con componentes que lo hacen ser adhesivo. Se formó un gran equipo, residuos textiles triturados y almidón modificado, la reinventada unión de estos componentes constituyeron esta invención. La tela estaba de vuelta y ya no para vestir, sino que para revestir.

Tener segundas lecturas sobre los elementos que nos rodean es lo que genera que Reciclemos Nuestros Hábitos para generar cambios en el ambiente y nuevas propuestas.

Para seguir motivándote a que recicles tus hábitos y des vida a proyectos te invitamos a ver una entrevista a Bernardita Marambio y su historia con el #recicladotextil.

Redacción:

Mariana Pérez
Diseñadora de interiores
perez.mariana.d@gmail.com

Fuentes:

Bernardita Marambio
Reciclado Textil