Casas Ecológicas: Hechas con bloques de papel reciclado

 

En Córdoba, Argentina surge la iniciativa de un proyecto de construcción de viviendas con bloques de papel reciclado, en respuesta a un importante déficit habitacional en la región.

El Centro de la Vivienda Económica (CEVE), de Córdoba  ha desarrollado ladrillos, bloques y placas utilizando como materia prima papel reciclado y cáscara de maní que es ligado con otros materiales como arena, cal, entre otros, para ser utilizados en la construcción de viviendas económicas y ecológicas. Las estrategias de construcción sustentable que se proponen no solamente contemplan la “autoconstrucción asistida”, sino también la fabricación de partes con nuevos materiales.

Con esta nueva estrategia pueden lograrse varios objetivos simultáneos. Por un lado, la organización de unidades productivas en zonas marginales o de escasísimos recursos por medio del aprendizaje y la aplicación de tecnologías apropiadas. Por el otro, ofrecería una vía para la generación de empleo.

Características Técnicas de los bloques reciclados:

Afirma el Centro de la Vivienda Económica (CVE) argentino que, este nuevo material de construcción posee igual resistencia que los convencionales, además de ser un 70% más liviano y un excelente aislador térmico.

En primer lugar, son mucho más livianos que los materiales de rutina. Un bloque de cemento tradicional pesa 14 kilos; los nuestros, ocho.  Un ladrillo normal pesa dos kilos; los que fabricamos nosotros, un kilo cien. Sobre este material prende muy bien el cemento, porque es muy rugoso. Y, además, como tiene mucho aire, funciona como una aislación térmica muy efectiva.  Afirman los investigadores en una nota realizada por Nora Bar para la Nación.

Para comprobar “en el terreno” las virtudes de este desarrollo, el CEVE contrató a un grupo de jóvenes de entre 18 y 24 años (algunos con hasta tres hijos) de un barrio precario cercano. Los voluntarios recibieron unos 200 pesos mensuales -por cuatro horas diarias de trabajo- para que fabricaran sus propios ladrillos y construyeran sus propias casas.

El resultado del proyecto resulto en la construcción de seis casas, con estructura antisísmica. “El presupuesto que nos otorgó la [agencia alemana] GTZ para hacer los prototipos, nos alcanzó para hacer viviendas de una sola habitación”, dice Berretta en la nota a Nora Bar. (http://www.ceve.org.ar/articulos/ciencia.html)

Quienes participaron en la experiencia tienen ahora una pieza perfectamente terminada y anhelan seguir trabajando en ese campo.

“Quienes deseen más información sobre este desarrollo, pueden comunicarse con el CEVE, www.ceve.org.ar, o por el teléfono (0351) 489-4442.

Fuentes:

 http://www.ceve.org.ar/articulos/ciencia.html

http://ekowave.blogspot.com

Búsquedas recientes